ESTE LUNES SERÁ POSIBLE VER DESDE LA TIERRA, EL TRÁNSITO DE MERCURIO

Oaxaca Capital 08 May, 2016

Durante la mañana de este lunes 9 de mayo será posible observar el tránsito de Mercurio, es decir el recorrido aparente del planeta a través del disco solar, informó Daniel Flores Gutiérrez, de Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM.

El fenómeno será visible desde el momento que el Sol surja del horizonte y hasta las trece horas con cuarenta y tres minutos aproximadamente, instante en que Mercurio cruza el limbo y sale del disco solar.

El integrante del IA explicó que un tránsito ocurre en el momento que Mercurio o Venus se encuentran en la línea imaginaria que une a la Tierra y el Sol. Sólo ocurre en ciertas circunstancias dadas por la geometría de las órbitas de dichos planetas y la Tierra.

En virtud de que los planos de las órbitas de los planetas poseen una inclinación respecto de la terrestre en 3.4° para Venus y 7° para Mercurio, no se pueden observar en cada uno de sus ciclos sinódicos.

Los tránsitos ocurren cuando los planetas se encuentran en la cercanía de alguno de sus nodos, es decir en los puntos donde se intersecta la órbita del planeta con la de la Tierra, la Eclíptica, Sólo se observan en ciertos intervalos del orden de 3.5, 7, 9.5, 10 y 13 años aproximadamente.

Flores Gutiérrez mencionó que el último tránsito de Mercurio ocurrió el ocho de noviembre del año 2006 y el siguiente será el siete de noviembre del 2032. Para Venus el último ocurrió el seis de junio del 2012, y el siguiente ocurrirá el once de diciembre del 2117.

Ello nos indica que los tránsitos de Mercurio son más frecuentes que los del gran planeta brillante Venus, sin embargo son más difíciles de observar ya que el tamaño aparente del primero es cinco veces menor que el del segundo, y unas ciento cincuenta y ocho veces más pequeño que el disco solar.

Observación del Tránsito

Daniel Flores pidió tener extremo cuidado para observar el disco solar, lo cual debemos hacer de modo indirecto. Una forma sencilla es tomar un pequeño espejo de uno o dos centímetros de lado por lado, y proyectar la luz reflejada en él a una pared dentro de una habitación.

“Debemos ubicarlo más o menos a unos quince metros de distancia del muro y la imagen del Sol que obtenemos es del orden de 15 a veinte centímetros. Cada uno deberá encontrar la distancia adecuada para ver la imagen del Sol al interior de la habitación.

Fuente: dgcs.unam

http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2016_311.html