Crónica política. Fiscal General de Oaxaca, ¿la misma gata pero revolcada?

Oaxaca Capital 09 May, 2017

Hasta el momento se han manejado solamente nombres de hombres como probables integrantes de la terna para la elección del Fiscal General del Estado de Oaxaca; terna que seleccionará el gobernador Alejandro Murat Hinojosa de una lista de por lo menos diez candidatos y candidatas que le enviará la LXIII Legislatura local.

¿Y por qué no una terna de mujeres? Es más, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) debería guardar la paridad de género o, por lo menos, la equidad, en la integración de dicha lista. Y el mandatario proponer en la terna por lo menos una mujer… o mejor dos mujeres y un hombre.

Claro, pero no de relleno, sino como candidatura efectiva para Fiscal. ¿O qué, solo los varones tienen capacidad para ejercer el cargo?

Aunque pedir paridad en está ocasión es mucho, porque solamente se inscribieron cuatro mujeres: Alma Angélica Franco Vargas, Rocío Rosario García, María Cristina Delgado Díaz y Patricia Guadalupe López Mendicuti.

Y según la lista filtrada anoche, en la depuración hecha por la Jucopo solamente dos mujeres reunían los requisitos exigidos por la Constitución Particular: Alma y Rocío. Y no hay información oficial donde la Junta argumente de manera fundada por qué las otras dos aspirantes no los cumplieron; no es nada más excluirlas por excluirlas…bueno, en el caso de Mendicuti habría desistido de su aspiración al cargo de Fiscal General. ¿O la desistieron?

¿Y Cristina Delgado?

La diputada local panista Eufrosina Cruz Mendoza, presidenta de la Comisión de Estudios Constitucionales, claramente dijo que la Jucupo debía considerar la razón de género en la integración de la lista de candidaturas a remitir al gobernador.

Ahora veamos cuáles son los requisitos para ser Fiscal General de Oaxaca: Ser ciudadano mexicano en pleno goce de sus derechos políticos y civiles; tener cuando menos 35 años al día de su designación; contar, con antigüedad mínima de diez años con título profesional de licenciado en derecho, gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito doloso.

¿Se fijaron? No se exige experiencia en materia de procuración de justicia, ni conocimientos mínimos sobre el sistema acusatorio adversarial, en el cual el Ministerio Público juega un papel determinante.

Los requisitos, confeccionados apenas la semana pasada por la Legislatura local, hasta parecen ex profeso para uno de los 24 aspirantes inscritos. Ja, y los diputados y la diputadas se deschongaron por la eliminación de la residencia, pero nada dijeron de la experiencia y conocimientos.

Tal vez la persona perfilada para Fiscal General no es oaxaqueña. ¿Será José Octavio Tinajero Zenil? Es probable cuando él se desempeñó como Jurídico del Infonavit cuando Alejandro Murat Hinojosa fungió como Director General; Tinajero también fue Director Técnico del Periódico Oficial en el Estado de México.

¿O el “bueno” será Alberto Ramos Ramos? ¿Es el mismo que se desempeñó como fiscal de la delegación Venustiano Carranza de la Ciudad de México? ¿El mismo que fue delegado de la Procuraduría General de Justicia en Baja California?

Las y los diputados de la Legislatura local han dividido opinión: Los de oposición pretenden que el titular de la Fiscalía General sea originario de Oaxaca, los priistas solamente lo piden mexicano tal y como quedó el requisito en la Constitución Particular.

Pues el nuevo procedimiento acusatorio adversarial es de aplicación nacional, así que el Fiscal de una entidad federativa puede ser de cualquier parte del país.

Lo importante es que conozca plenamente el procedimiento y la aplicación del mismo.

Además, en una entidad tan compleja como Oaxaca siempre es necesario el conocimiento de la realidad de ésta. ¿O no? Claro, se puede apoyar en los vicefiscales. Quizá el no ser oaxaqueño sirva para procurar justicia sin privilegios hacia tanto “líder social” chantajista.

La lista de 24 candidatos a Fiscal General de Oaxaca, la Junta de Coordinación Política del Congreso local la redujo a 18, y será la que remita al gobernador Alejandro Murat tras el aval del pleno legislativo previsto para este martes. Y de esa lista, el mandatario seleccionará una terna, de entre la cual el pleno elegirá al Fiscal o a la Fiscal.

¿Mujer? Es como pedirle un grito al silencio. Pareciera que el cargo lo reservan para un hombre. Incluso, se ha manejado el nombre de Rubén Vasconcelos Méndez como el tercero en discordia.  Entre otros cargos, ha sido director general de la Asesoría Jurídica Federal de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la Secretaría de Gobernación, y recibió el premio Internacional “Justicia Juvenil sin Fronteras”.

Pero si bien pululan los varones, quedan 2 mujeres como candidatas a Fiscal. Y la jurista Alma Angélica Franco Vargas es profesional en derecho penal, es oaxaqueña y reúne todos los demás requisitos exigidos por la Constitución Política Particular. Nadie hasta ahora le ha encontrado antecedente negativo y no es válido juzgarla por asuntos políticos relativos a un familiar, pues cada persona es per se.

En fin, a ver qué pasa con la elección del Fiscal, a efectuarse el próximo viernes.

Por lo pronto, queda la duda si el procedimiento para la elección del Fiscal de Oaxaca (casi idéntico al establecido para el Fiscal Federal, pues es homologación) es “la misma gata nada más que revolcada”: En vez de que el titular del Ejecutivo lo designe directamente, lo incrusta en una terna tras pasar por un largo procedimiento legislativo… ¿o éste sirve de algo? ¿Acota al mandatario para realizar nombramiento arbitrario? ¿O solo sirve para que los legisladores negocien canonjías para ellos?

FUENTE:SDPNOTICIAS