Embajada de EU interroga a un bebé por sospechas de terrorismo

Oaxaca Capital 19 April, 2017

Un bebé fue interrogado por funcionarios de la embajada de Estados Unidos en Londres luego de que su abuelo lo describiera por error como un terrorista en una solicitud de visa estadounidense, informó el diario The Independent.

Harvey Kenyon-Cairns, de 3 meses de edad, estaba a punto de volar a Florida para su primer viaje al extranjero con su familia, cuando fue llamado a la embajada estadounidense en Londres. Su abuelo, Paul Kenyon, se dio cuenta de que había cometido un error en el formulario para la visa del menor.

En la sección sobre la forma “Esta” donde dice: "¿Busca usted participar o ha participado alguna vez en actividades terroristas, espionaje, sabotaje o genocidio?", Kenyon había marcado accidentalmente la casilla “sí” en lugar de la de “no”.

"No podía creer que no pudieran ver que era un error genuino y que un bebé de tres meses no sería perjudicial para nadie", dijo el hombre al diario británico.

Harvey fue transportado en un viaje redondo de 10 horas de su hogar en Poynton, Cheshire, a Grosvenor Square en Londres para su entrevista oficial con los funcionarios de la embajada.

El vuelo de Manchester a Orlando que planeaba hacer la familia sólo habría durado nueve horas y media en comparación.

"El bebé Harvey se portó muy bien en la entrevista y nunca lloró. Pensé en llevarlo en un traje de color naranja (como los usados por los reos), pero lo reconsideré", dijo Kenyon. "Ellos (los funcionarios estadounidenses) no parecen tener un sentido del humor en absoluto y no podrían ver el lado divertido”, señaló.

"Es obvio que el pequeño nunca estuvo involucrado en genocidio, ni espionaje, pero ha saboteado bastantes pañales en su tiempo, aunque no les dije eso a los de la embajada", se burló el abuelo del bebé.

El hombre de 62 años también se preguntó porqué alguien admitiría en un formulario que es un terrorista.

Aunque Harvey ya no es considerado una amenaza para la seguridad nacional de EU, su nueva visa tardó lo suficiente como para hacer perder su vuelo a algunos de los miembros de la familia.

El abuelo describió el incidente de la visa como "un error muy costoso" y explicó que pagaron otras 3 mil libras (71 mil 600 pesos) para volver a reservar el viaje para el bebé, su madre, Faye Kenyon-Cairns, y su pareja.

FUENTE: EL UNIVERSAL