La nación que se cierre se extinguirá, advierte Peña

Oaxaca Capital 25 March, 2017

El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que un país que se cierra y no se enriquece con otras culturas está condenado a desaparecer.

En un encuentro con la comunidad libanesa destacó que se conocen de primera mano los retos, pero también las grandezas que trae la migración.

“Un país que se cierra en su propia cultura y que no se enriquece precisamente por el contacto por otras, está prácticamente condenado a desaparecer o a extinguirse.

“Con las migraciones viajan las tradiciones y las ideas, los conocimientos, los adelantos tecnológicos, los valores y las aspiraciones. Las culturas se revitalizan y enriquecen cuando conviven y dialogan entre sí”, dijo.

Durante su discurso destacó la participación de libaneses en todos los ámbitos del país, deportivo, cultural, empresarial e incluso en el gabinete presidencial.

El mandatario consideró que 2017 “nos ha puesto a prueba en distintos frentes como nación. A nadie escapa la importancia de este momento para México en lo que tiene que ver el futuro de la relación con Estados Unidos”.

El mundo “observa a un país resuelto, a un país con dignidad, a un país que está decidido a ejercer plenamente su derecho soberano y de buscar, a través del diálogo y del acuerdo, la relación más positiva con cualquier otra nación.

“Somos un país con carácter y con sentido de unidad. Carácter y unidad son cualidades que también distinguen a la comunidad libanesa”, destacó en el encuentro celebrado en el Centro Libanés.

Peña Nieto afirmó que desde el primer día su administración se ha dedicado a derribar los obstáculos que impiden a los mexicanos alcanzar sus metas y se ha enfocado a permitir que el país pueda liberar todo su potencial.

“Hemos sido un gobierno que decidió emprender una tarea transformadora, no mantenernos en la inercia. No llegamos solo a administrar, sino, realmente, a sembrar y a hacer cambios profundos, que permitan que nuestro país tenga mejores condiciones hacia al futuro.

“Veo con optimismo el porvenir, con la certeza de que lo que hemos venido sembrando dará grandes frutos que habremos de cosechar”, teniendo como base las reformas”, subrayó.

El Presidente estuvo acompañado de su esposa, Angélica Rivera, y de los secretarios de Hacienda, José Antonio Meade, y Energía, Pedro Joaquín Coldwell, también integrantes de la comunidad libanesa.

EXIGEN CASTIGO

El presidente del Consejo Directivo del Centro Libanés, Alejandro Serio, manifestó su preocupación por los escándalos de corrupción registrados en el país y pidió al mandatario mayor seguridad, que se aplique la ley y se castigue “a quien se tenga que castigar”.

“México necesita orden, necesita respeto, necesita ejemplo, necesita motivación y necesita confianza para que, quienes siempre hemos confiado en México y en nuestro país, tengamos las mejores condiciones para seguir trabajando, invirtiendo y creando fuentes de empleo; en cualquier caso, la corrupción produce desaliento, falta de respeto a nuestras leyes y crea una imagen repugnante dentro de la sociedad”.

Serio también reiteró al mandatario el apoyo incondicional de la comunidad libanesa “para acompañarlo en los difíciles momentos que se viven en la actualidad”.

Sostuvo que en la relación con el nuevo gobierno de Estados Unidos “nunca apoyaremos la idea de dividir. Somos una colectividad que siempre ha sumado y que siempre se ha sumado a las causas justas, somos hijos y nietos de migrantes, y nadie, mejor que nosotros, para entender este tema”.

En respuesta, Peña Nieto aseguró que su administración ha hecho un esfuerzo para fortalecer el estado de derecho y se busca fortalecer el nuevo sistema anticorrupción.

“Estoy seguro de que otro será el rostro que nuestro país tenga en la medida que se vayan consolidando dos sistemas que fueron impulsados en esta administración: el Sistema Nacional Anticorrupción, que cierra espacios a la opacidad, a la poca transparencia, la autentica rendición de cuentas, y el Sistema Nacional de Transparencia”, resaltó.

No obstante, considero que todo esto “será en vano, no dará los frutos esperados si a final de cuentas, como sociedad, no estamos resueltos a cambiar y no estamos resueltos a asumir los valores que inculcamos en la diaria forma de actuar, que nos permitan realmente adquirir y formar valores muy apartados de lo que es la corrupción”.

CLAVES DE TRÁNSITO A DESTINO

El embajador de la Unión Europea, Andrew Standley, previó que México pasará de ser país de tránsito a uno de destino, lo que generará presiones sociales.

Explicó que con la nueva política migratoria de EU muchos centroamericanos decidirán asentarse en este país, lo que se convertirá otro desafío.

En San Lázaro consideró que México debe atender la inseguridad, la falta de oportunidades y mejorar la cooperación con EU y Centroamérica.

MILENIO