Entrega AMLO a CIDH queja contra acciones de Trump

Oaxaca Capital 16 March, 2017

El presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que a quienes se debe reclamar el caso de los 43 jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa es al presidente Enrique Peña Nieto, al gobierno federal y a las Fuerzas Armadas.

El tabasqueño señaló que el altercado que sufrió en un acto en Nueva York el lunes, donde se vio obligado a acortar un discurso y en el que al salir se encaró con Antonio Tizapa, padre de un estudiante de Ayotzinapa desaparecido, fue una “provocación”.

Al preguntarle si se retractaría de ese señalamiento a Antonio Tizapa, respondió: “Lamento lo sucedido en Nueva York porque tuvimos que interrumpir la asamblea por un acto de provocación. Es lamentable porque nosotros estamos luchando en contra del régimen opresor de México que causó la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa.

“Y a nosotros que enfrentamos al régimen en contra de esa barbaridad se nos reprocha. Estoy convencido de que [el reclamo de Tizapa] fue un acto de provocación. Entiendo la desesperación que pueda tener el padre de este joven, pero no estoy de acuerdo con ese procedimiento porque es injusto. Y se lo dije en el momento.

“El reclamo es al Estado, no a nosotros, es al régimen, el reclamo tiene que ser a Peña [Nieto], a las Fuerzas Armadas, a quienes intervinieron en ese crimen, no a nosotros. Es una gravísima confusión, lamentable, desde luego, en el marco de nuestra lucha por la verdadera democracia”, aseguró.

“No tengo nada que ver con el señor [José Luis] Abarca, con el señor [Ángel] Aguirre, yo tengo autoridad moral y política. No tengo nada de qué avergonzarme, no tengo nada absolutamente que ver en este lamentable caso.

“Exijo que se aclare, hemos venido demandando que se haga justicia, pero siempre han querido involucrarnos porque se aplica la máxima del hampa de la política de que la calumnia cuando no mancha, tizna. Siempre hemos salido de la calumnia. No hay ninguna prueba de ningún tipo”, dijo.

Reclamo del PRI. Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), demandó al dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, aclarar su relación con el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

De gira por Michoacán, el líder partidista enfatizó que el ex candidato presidencial debe aclarar a los mexicanos los señalamientos recibidos el lunes durante su estancia en Nueva York, de uno de los padres de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala.

“¿Cuál es la relación entre López Obrador y José Luis Abarca? ¿Cuál es la relación entre ellos y Delfina [Gómez], candidata de Morena en el Estado de México? Quien ha sido señalada en múltiples espacios de comunicación por un vínculo con Abarca y con López Obrador?”, cuestionó.

En entrevista, advirtió que el político tabasqueño acusó al padre del estudiante desaparecido de “provocador”; por lo que “ciertamente le debe una disculpa a ese señor, que en el dolor que le ha generado esta tragedia, acudió a López Obrador, y López Obrador lo trató de una manera déspota”.

Ochoa Reza agregó que tuvo oportunidad de atender los reclamos “del padre de uno de los muchachos de Ayotzinapa en Nueva York, escuché plenamente las expresiones que tenía que transmitirme, y lo invitamos a que se incorporara al evento, para escucharlo plenamente, para dialogar.

“Contrario a esa práctica que en el PRI seguimos, lo que hemos visto de López Obrador es la exclusión, el autoritarismo, la descalificación, que ciertamente no merecía ese padre de uno de los muchachos de Ayotzinapa”, puntualizó el dirigente nacional del tricolor.

Queja ante CIDH. López Obrador concluyó ayer una nueva etapa de su gira por Estados Unidos con la entrega de una solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en contra de dos de los decretos del presidente Donald Trump que generaron más controversia y temor entre la migración mexicana en EU: la construcción del muro fronterizo y el refuerzo de las actividades de deportación.

Aseguró que una revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no se realizará antes de las elecciones de 2018 y reiteró que en su momento convencerán al mandatario estadounidense Donald Trump de que lo mejor es un acuerdo de entendimiento con base en la cooperación del desarrollo.

En conferencia de prensa, López Obrador destacó que es importante mantener la relación política y diplomática y comercial con Estados Unidos, “no podemos pelearnos, tenemos que buscar una relación de amistad y respecto al Tratado de Libre Comercio. Espero que no se vaya a meter a hacer una revisión apresurada, pienso que nos va a alcanzar el tiempo, que no se va a llevar a cabo ninguna revisión antes de las elecciones en México porque tanto en Washington como en México, las cosas caminan despacio”.

En rueda de prensa en The National Press Club de Washington, López Obrador dijo: “No queremos una relación de subordinación, ni lo vamos a aceptar. México es un país independiente, libre, no es una colonia, ni es un protectorado. No vamos nosotros, nunca jamás, a subordinarnos a un gobierno extranjero”.

En la carta que entregó se detallan también 30 casos de mexicanos y guatemaltecos afectados directamente. El documento, del cual se dio una copia en la oficina del Alto Comisionado por los Derechos Humanos de la ONU en Nueva York, ya ha recibido más de 12 mil adhesiones vía internet.

EL UNIVERSAL