EE.UU. suaviza en México plan antimigrantes y deriva culpas a Centroamérica

Oaxaca Capital 24 February, 2017

Los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de EE.UU., Rex Tillerson y John Kelly, suavizaron hoy los agresivos mensajes de Donald Trump contra México en materia de migración, en una tensa visita al país latinoamericano en la que derivaron en parte la responsabilidad del problema a Centroamérica.

"Quiero dejar muy claro que no va a haber deportaciones masivas" y "el Departamento de Seguridad Nacional actuará conforme a derecho y respetando los derechos humanos", señaló Kelly en una declaración conjunta con Tillerson y los secretarios mexicanos de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio.

"No habrá uso de fuerzas militares en operaciones migratorias", repitió en dos ocasiones Kelly durante su intervención y sin que mediaran preguntas de los periodistas, pues no se admitieron.

Lo hizo apenas unas horas después de que Trump insinuara todo lo contrario, en una reunión en la Casa Blanca con ejecutivos de más de una veintena de grandes compañías manufactureras.

Trump afirmó que Kelly está siendo "increíble en la frontera" porque, "por primera vez", se está sacando de EE.UU. a pandilleros, narcotraficantes y "tipos muy malos", y a un ritmo "que nadie había visto antes".

"Y es una operación militar", subrayó a continuación el gobernante republicano.

Además de poner paños fríos, Kelly resaltó la importancia de que haya una "estrecha colaboración" con México en la cuestión y reveló que con sus interlocutores mexicanos conversaron sobre "la necesidad de reducir las causas de expulsión de migrantes de Centroamérica".

Más información:

TERRA